A pesar de que en Venezuela nadie cree nada de lo que diga la dictadura, ante lo ocurrido el sábado 4 de agosto en la Avenida Bolívar, calificado por el régimen como un atentado contra la vida de Nicolás Maduro, le manifestamos al país lo siguiente:

1- La profunda crisis e inestabilidad de nuestro país ya no solo es política, económica y social, sino que también es militar y de seguridad nacional. La dictadura, y quienes la sostienen, no puede seguir ignorando o negando la gravedad de lo que está pasando.

2- La principal responsable de la crisis e inestabilidad extrema que hoy sufrimos todos los venezolanos es la dictadura de Nicolás Maduro. La única forma de superar esta terrible realidad es restableciendo la constitución nacional, hoy derogada por la vía de los hechos, y restituyéndole a nuestro pueblo su carácter soberano del cual ha sido despojado.

3- Voluntad Popular está comprometido con una salida urgente y sin traumas adicionales a los que ya hemos sufrido los venezolanos. Nuestra aspiración y compromiso busca que la violencia en Venezuela no siga escalando. Lamentablemente no podemos decir lo mismo de quienes hoy están aferrados al poder.

4- La dictadura está sola nacional e internacionalmente. Ni una sola movilización popular espontánea en respaldo a Nicolás Maduro ha ocurrido durante las horas posteriores al evento de la Avenida Bolívar, y después de 48 horas de soledad, han tenido que organizar ellos mismos unas supuestas manifestaciones de apoyo para el día de hoy.

5- Rechazamos las acusaciones irresponsables de la dictadura con las cuales pretende involucrar a la oposición en lo sucedido, y alertamos sobre una posible ola de represión para incriminar a dirigentes políticos en esto. En lugar de amenazar con muerte y violencia, y preocuparse solo por su seguridad personal, la dictadura de Nicolás Maduro debe permitir la urgente apertura de un canal humanitario para que se detenga el mayor atentado contra la vida de los venezolanos, que es la muerte día a día de nuestros hermanos por no poder acceder a alimentos y medicinas.

6- Reafirmamos, a pesar de las amenazas de la dictadura, nuestra decisión inquebrantable de luchar por el cambio político urgente que reclama nuestro país, la convicción de que la movilización popular y la protesta son el principal motor del cambio y nuestro deseo de que la salida a esta crisis sea lo más rápida posible y en el marco constitucional que nos faculta a luchar por el cambio, incluidos los artículos 333 y 350.

Nota de prensa

Comenta y Comparte