Maduro continúa en su intento por “tapar el sol con un dedo”, mostrar que “en Venezuela no pasa nada” y negar todo tipo de declaraciones que no lo beneficie, así como desmentir que al menos 1.100 guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se esconden en suelo venezolano.

No obstante, son varias las declaraciones y evidencias que revelan la verdad y demuestran que “entre cielo y tierra no hay nada oculto”. Los habitantes de al menos 39 municipios de los estados de Zulia, Táchira, Apure, Bolívar y Amazonas confirman si es realidad el ingreso del ELN al territorio nacional.

Según las crecientes declaraciones obtenidas EL TIEMPO se destaca que al menos dos veces al mes, hombres de camuflado, con el brazalete del ELN y fusiles al hombro hacen presencia en esos lugares, pero no pueden ser capturados por las cámaras por amenazas.

Su motivo de ingreso se debe a la repartición de las cajas Clap (de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción), que los reúne en las escuelas públicas rurales para repartirlas y ahora como para “ponerle la cereza al helado”, las famosas cajas con el rostro de chavez y maduro tienen una calcomanía verde, con una leyenda en letra menuda, como han asegurado desde 2018 fuentes locales.

“El ELN, a través del frente ‘Carlos Germán Velazco Villamizar’, siempre junto al pueblo sembrando sueños, raíces y esperanza de una vida mejor, comparte el legado del comandante Hugo Chávez para superar la guerra económica. Garantizamos el amor a los niños y el abastecimiento soberano al pueblo. Sintoniza nuestra emisora Antorcha Estéreo. Todos los días 90.1 FM”, se destaca en las cajas.

Uno de los pobladores se arriesgó a fotografiar las cajas Clap con el sello del ELN y la calcomanía se detalla completamente. Según dijo, los guerrilleros realizan esas “jornadas sociales” escoltados y en camionetas con placas oficiales.

Foto: Etiquetas de cajas CLAP distribuidas por el ELN en los estados venezolanos frontera con Colombia

Los “paseos propagandísticos escolares”

Aunado a esto, los menores de edad de los 5 estados mencionados también viven el día a día rodeados del ELN y varios profesores se han quejado al medio regional, debido a que pasean por los recintos escolares con armamento peligroso y además, aprovechan esas jornadas para entregar cartillas y revistas proselitistas.

“En la zona limítrofe del río Táchira, ellos (ELN) pasan en manada con full armamento y no les importa si los niños o los profesores estamos aquí. Muchas veces los niños no van porque los del ELN los ponen a trabajar. Pero a los que están, les dejan folletos y cartillas para pintar con consignas que los alaban”, afirmó una profesora de la región.

El armamento “perdido” de los militares venezolanos

Cabe destacar que también hay denuncias que señalan que parte de las 228.994 armas que se han perdido de guarniciones militares de Venezuela terminaron en poder de esta guerrilla y de otras organizaciones criminales, como las disidencias de las Farc y hasta bandas de delincuencia común.

Según las informaciones ofrecidas, los organismos de inteligencia colombianos y estadounidenses tienen en su poder una copia espejo de las marcas y seriales de armas que al menos desde el 2015 se vienen perdiendo de los cuarteles.

“Se pasó revista física del material de guerra que se encuentra en los parques de compañías, polvorín y armería de esta unidad táctica, encontrándose con la novedad de que al momento de la revista del polvorín se decretó la ausencia de 8.400 cartuchos de 762 x 39 mm, munición de carga básica, y 3.100 cartuchos de 9 mm”, dice el radiograma 0364 de diciembre de 2016, dirigido al Comandante de la Brigada 25 de Infantería Mecanizada de Táchira.

Y en el acta policial 030-10 de la misma época, dirigida al Ministerio de Defensa, se confirma que, tras revisar la irregularidad reportada en el acta anterior, no se detectó señal alguna de violación a los sistemas de seguridad de la guarnición, por lo que el armamento perdido pudo ser sacado por el mismo personal uniformado que tiene acceso legal, reseña EL TIEMPO.

Cabe destacar que durante estas investigaciones las cuales están siendo registradas por al menos cuatro gobiernos, aparece de manera insistente el nombre del empresario barranquillero Álex Saab.

El empresario Álex Saab, señalado testaferro del régimen de Nicolás Maduro y cuyo paradero hoy se desconoce, logró evadir en una oportunidad de una orden de captura en su contra, dentro del proceso que le sigue por lavado de activos, enriquecimiento ilícito y contrabando.

Venezuela al Día

Comenta y Comparte