Luego de la llegada de Juan Guaidó, presidente interino Venezuela, a la celebración de la solemne mis de San Pedro y San Pablo en la catedral de la capital del estado Vargas. Sin acciones políticas, el mandatario llegó acompañado de su esposa, Fabiana Rosales, seguidores del oficialismo se acercaron hasta la santa sede para mostrar su descontento a la llegada del presidente a la zona.

De acuerdo a la periodista Gabriela Gonzáles, ”Oficialistas, en la puerta de la Catedral de La Guaira, esperaron a Juan Guaidó, empujaron y trataron de golpearlo cuando éste ingresaba a la Iglesia sin que la policía de la entidad hiciera algo. Aun así, Guaidó pudo participar en la misa”.

Logrando culminar dicha participación en la solemne misa de la Catedra de La Guaira, oficialistas intentaron agredir al presidente interino durante dicho acto religioso.

Venezuela al Día

Comenta y Comparte