El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ofreció este lunes la ayuda de expertos franceses en arte para contribuir a la reconstrucción del Museo Nacional de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil y destruido casi en su totalidad por un incendio.

“El incendio del museo de Río es una tragedia. Es una historia y una memoria que quedan reducidas a cenizas. Francia brindará sus expertos al servicio del pueblo brasileño para contribuir a la reconstrucción”, describió el presidente francés en su cuenta en Twitter.

Aunque Macron no detalló en su mensaje de qué tipo de expertos se tratan, la ministra de Cultura de Francia, Françoise Nyssen, explicó en un comunicado que ofreció al Embajador brasileño en Francia “todo el conocimiento de los agentes del ministerio de la Cultura (de Francia), en aspectos de museográficos, de conservación y de gestión de colecciones y de archivos”.

Asimismo, la ministra agregó que “los equipos de los museos franceses están a la entera disposición de los equipos brasileños, en coordinación con los servicios de la Embajada de Francia en Brasil”.

El ministerio de Nyssen aseveró que el incendio supone “tanto para Brasil como para los investigadores del mundo entero el mayor desastre para el conocimiento de la historia” del país latinoamericano y para la comprensión de su “diversidad cultural y natural”.

Lea también: En fotos: antes y después del incendio que devastó el Museo Nacional de Río de Janeiro

“Todos los archivos científicos han sido destruidos algunos bienes de interés patrimonial y científicos de gran calado, como el fósil Luzia, el homínido más antiguo (hace 11.500-13.000 años) descubierto en Brasil en 1974 gracias a un equipo franco-brasileño”, indicó el ministerio.

El Museo Nacional de Río de Janeiro, ubicado en un edificio considerado una joya de la arquitectura de inicios del siglo XIX, ha sufrido un inmenso daño aún no precisado y su acervo ha resultado destruido en casi su totalidad.

El fuego se desató la noche de este domingo por circunstancias aún no aclaradas y durante la mañana de este lunes los bomberos combatían todavía algunos pequeños focos.

El histórico edificio, con 200 años de antigüedad y que albergaba el museo más antiguo de Brasil, fue construido por decisión del rey Juan VI de Portugal e inaugurado el 6 de junio de 1818.

Comenta y Comparte