En los últimos meses, el ambiente político venezolano ha vivido momentos de mucha tensión. Aunque aún es imposible prever un desenlace, muchos expertos y políticos especulan que en los próximos meses habrá un cambio de gobierno que coadyuvará a mejorar y estabilizar la economía del país.

Muchos actores económicos están a la espera de un cambio de políticas gubernamentales que los beneficien. Sin embargo, el futuro  es incierto. Sobre todo para las empresas locales, quienes en un escenario donde el país atraiga a nuevos inversionistas y surjan nuevos competidores tendrán que adaptarse para no perecer.

Emprendimiento venezolano 

Las empresas y pequeños emprendimientos venezolanos han destacado gracias a su innovación y a la capacidad de resistir a lo que algunos denominan la peor crisis de la historia, pero la mayoría de estos nuevos negocios no se caracterizan por ser proyectos sólidos y capaces de luchar en el mercado frente a grandes marcas.

No existen datos exactos sobre el éxito de los emprendimientos en Venezuela, pero según una investigación desarrollada en el año 2018 por el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), entre el 15 y 20%de la población mayor de edad (dos millones y medio de personas) intenta emprender algún negocio, pero apenas un 1,57% lograr mantenerse en el tiempo (274 mil 750 emprendimientos exitosos).

De acuerdo a estas cifras, al parecer son pocos los casos de emprendimientos que de verdad están cambiando la industria dentro del territorio nacional, ya que  la mayor parte de estos simplemente han logrado capitalizar las necesidades que surgen a diario en la población venezolana y no se han encargado de diversificar el mercado.

Cambio en las reglas de juego

Un cambio de gobierno y políticas económicas implica el ingreso de nuevos competidores extranjeros, incrementos de inversiones y proyectos más prometedores que satisfagan las verdaderas necesidades de la población.

El empresario venezolano Jean Carlos Paredes Marshall considera que “en un escenario de irrupción de nueva competencia prevalecerán aquellas empresas que en los últimos años han venido realizando un buen trabajo y gozan de una clientela fidelizada gracias al buen servicio”.

Asimismo, Paredes Marshall destaca que dentro de Grupo Orinoco, holding de empresas del cual es uno de los socios principales, están preparándose para un cambio político y económico optimizando procesos y manteniendo la calidad en su línea de producción, de esta forma podrían hacerle frente a grandes empresas trasnacionales.

Comenta y Comparte