El endocrinólogo pediatra Juan Pablo Llano, aseguró que entre 2 % y 8 % de los niños que padecen diabetes tipo 1 mueren al inicio de la enfermedad debido a la falta de diagnóstico oportuno.

El especialista señaló que debido a que la diabetes en niños es a veces complicada de detectar para los cuidadores “se convierte en una enfermedad silenciosa, mortal y, al provocar crisis de hipoglucemia, los niños no diagnosticados están en grave riesgo”.

Llano detalló que la diabetes tipo 1, la cual se presenta generalmente en niños a partir de los ocho años y en jóvenes, se produce porque el páncreas no es capaz de fabricar suficiente cantidad de insulina, la cual es la hormona que ayuda al organismo a transformar el azúcar de los alimentos en energía.

“En este tipo de diabetes el páncreas pierde su capacidad de fabricar la hormona porque el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas encargadas de fabricar esta hormona”, aseveró el experto a EFE.

Como consecuencia, dijo, se produce un aumento en los niveles de glucosa “que si no se tratan de forma adecuada, pueden llegar a provocar graves trastornos de largo plazo, como pérdida de visión, enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, problemas pulmonares e incluso la muerte”.

Explicó que los principales síntomas son la necesidad de orinar mucho y de beber mucho líquido, estar cansados muy a menudo y perder peso o no ganarlo conforme los individuos van creciendo.

Llano, quien es miembro de la European Society of Paediatric Endocrinology (ESPE), dijo que entre los graves problemas está que los gobiernos de países latinoamericanos no se han preocupado por disminuir los índices de obesidad en la población, y por ende, frenar así el incremento de la diabetes.

“No existen estrategias efectivas de los gobiernos en el combate al sobrepeso”, denunció.

Comenta y Comparte