Científicos argentinos superan con éxito la primera fase del estudio clínico de un suero que podría bloquear el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) que padecen unos 500 niños en Argentina, país que presenta la mayor tasa de incidencia mundial según la OMS, comunicó este jueves el equipo responsable.

“Es la primera vez que un equipo de científicos argentinos trabaja por una enfermedad que, aunque afecta primariamente a nuestro país, en ningún otro lado del mundo se ha conseguido desarrollar un tratamiento adecuado”, expresó el doctor y jefe de Farmacología Clínica del Hospital Italiano de Buenos Aires, Ventura Simonovich, en una rueda de prensa en el mismo centro.

El estudio fue realizado bajo los estándares internacionales más altos y tendrán que esperarse al menos dos años para hacer un análisis estadístico de los resultados y para que las administraciones reguladoras de medicamentos en Argentina (ANMAT), Estados Unidos (FDA) y Europa (EMA), den el visto bueno para iniciar la comercialización esta suero de “alcance global”.

El SUH es una enfermedad potencialmente mortal que se transmite a través de alimentos contaminados con la bacteria Escherichia Coli, responsable de la producción de la toxina Shiga (STEC).

Popularmente es conocido como el “mal de las hamburguesas”, puesto que la intoxicación alimentaria la suelen producir carnes, pero también leche sin pasteurizar, frutas y verduras.

En la primera semana de la ingesta se manifiestan los síntomas, entre ellos, diarrea con sangre.

“El mayor desafío es llegar a tiempo, con un diagnóstico rápido, para poder tratar a los chicos con este nuevo suero que desarrollamos”, incidió Linus Spatz, consejero delegado de Inmunova, laboratorio responsable junto con el Consejo argentino de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) del desarrollo dicha tecnología.

El suero se compone de un anticuerpo similar al que se utiliza contra el veneno de serpientes y alacranes.

La primera fase del estudio, llevada a cabo en el Hospital Italiano y evaluada con éxito por ANMAT, demostró en los 14 adultos sanos que se prestaron voluntariamente al examen médico que el medicamento “es muy seguro” y que “tendrá una forma de administración muy práctica”, declaró Simonovich.

La eficacia, que ya fue probada en animales, se probará este año en una segunda fase, con el consentimiento de los padres de unos 400 niños argentinos afectados.

“Estamos muy contentos de protagonizar una investigación básica de calidad y desarrollar un producto que puede curar una enfermedad”, algo que “no siempre es posible”, apuntó el investigador científico de CONICET y director científico de Inmunova, Fernando Goldbaum.

Es por eso que Argentina, razonó Goldbaum, “debe revalorizar la investigación”.

La OMS calcula que entre un 10 y 15 % de los pacientes infectados por estas bacterias pueden sufrir SUH, lo que puede ser mortal para el 5 %.

En general, el SHU es la causa más frecuente de insuficiencia renal aguda en niños y origina el 20 % de los trasplantes de riñón pediátricos.

Aunque en su mayoría los pacientes son niños, también la padecen adultos.

Noticias 24

Con información de EFE

Comenta y Comparte