“La velocidad de la crisis que se vive en Venezuela está superando nuestra capacidad de respuesta”, apuntó Julio Borges y destacó que “el papel del Grupo de Lima, junto a EEUU, no es otro que el de liderar el tema” y “encabezar todo el proceso”

Julio Borges, embajador de Venezuela ante el Grupo de Lima, señaló durante la reunión de este lunes en Santiago de Chile, que el bloque debe liderar la solución de la crisis venezolana y, para lograrlo, se requiere la agilización de sus decisiones en materia de sanciones y presión sobre el régimen de Nicolás Maduro.

“La velocidad de la crisis que se vive en Venezuela está superando nuestra capacidad de respuesta”, apuntó Borges y destacó que “el papel del Grupo de Lima, junto a EEUU, no es otro que el de liderar el tema venezolano y encabezar todo el proceso de búsqueda de apoyo internacional. Esta entidad debe adoptar las sanciones que iniciaron Perú y Colombia”.

La XII Cumbre de Cancilleres del Grupo de Lima busca este lunes medidas concretas para una salida democrática y no violenta a la crisis humanitaria venezolana, “que se ha agudizado”, dijo el ministro de Exteriores chileno, Roberto Ampuero, antes del inicio de la reunión, de acuerdo con un reporte de EFE.

Ampuero, que actúa de anfitrión en la cumbre, puso de relieve que además de una crisis humanitaria, Venezuela sufre una crisis migratoria que también ha empeorado.

“Se ha agudizado la situación humanitaria en ese país (Venezuela) por falta de alimentos y falta de medicinas. Otro elemento importe que se ha agudizado y se sigue agravando es la crisis migratoria, que tiene un impacto fortísimo sobre los países vecinos de Venezuela”, sostuvo el canciller chileno.

“Seguiremos estableciendo vínculos y buscando convergencias con otros actores de la política internacional que están interesados también en el restablecimiento de la democracia en Venezuela”, remarcó el canciller chileno.

Al respecto, Borges instó a los países del Grupo de Lima a “retomar nuestra narrativa sobre el tema de Venezuela. El problema de mi país es un problema fundamentalmente humanitario y el de un Estado fallido que representa un peligro para la vida democrática de todos los países de la región”, sentenció.

Borges afirmó igualmente que, en un contexto de fracturas militares y civiles dentro del régimen chavista, el papel del Grupo de Lima es fundamental para lograr profundizar esas contradicciones y propiciar un escenario de cambio. Asimismo, celebró las recientes sanciones anunciadas por el gobierno de Canadá y pidió a todos los países del bloque que apliquen medidas similares.

Por último, insistió en que la crisis venezolana es gigantesca y que de no actuarse con urgencia podría generar unas consecuencias devastadoras para toda la región.

En la reunión de este lunes del Grupo de Lima participan los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; Brasil, Ernesto Araújo; Canadá, Christya Freeland; Colombia, Carlos Holmes Trujillo; Costa Rica, Manuel Ventura, y Perú, Néstor Popolizio.

Honduras y Panamá estan representados por sus vicecancilleres y Ecuador, Guatemala, Guyana, Paraguay y Santa Lucía, por embajadores y otras autoridades.

Diario Las Amarices

Con información de EFE y PRENSA JULIO BORGES

Comenta y Comparte