La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se ha reunido este viernes con el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, en el último día de su visita a la nación caribeña, inmersa en una crisis política y humanitaria.

“El presidente de la República sostiene encuentro con la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos”, ha informado en Twitter el Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa de Guaidó, adjuntando una fotografía del momento.

Aunque todavía no ha trascendido el contenido de la reunión, que ha arrancado a las 9.30 (hora local) en la Asamblea Nacional, Guaidó advirtió a Bachelet nada más aterrizar en Caracas de que los venezolanos “no aguantamos más diagnósticos”.

El líder opositor también llamó a sus simpatizantes a tomar las calles de nuevo estos días para visibilizar el malestar con el régimen de Nicolás Maduro. La gran protesta está prevista para este viernes a las 11.00 (hora local) en Caracas. “¡Todos a la calle!”, ha arengado.

La alta comisionada para los derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se reunió durante la tarde de este jueves con miembros de organizaciones nogubernamentales y familiares de presos políticos en la sede de la Universidad Metropolitana .

El padre del diputado Juan Requesens, uno de los presos políticos del régimen, participó en la reunión y señaló esta mañana en una entrevista radial que “Michelle Bachelet estaba muy conmovida por las historias que se contaron. Lloró con la narración de un familiar de uno de los presos políticos”.

“Yo le hablé a Michelle Bachelet como padre de Juan, lo que ha significado para una familia y como ha afectado la detención de mi hijo”, dijo a la periodista Shirley Vernagy en su programa de entrevistas matutino.

Bachelet también se ha entrevistado entre miércoles y jueves con representantes del régimen, aunque aún no se ha visto con Nicolas Maduro. Ha sido recibida por los ministros de Defensa e Interior y Justicia, así como por los jefes del Supremo y la Fiscalía, entre otros.

El régimen ha trasladado a Bachelet que la situación humanitaria en Venezuela es fruto de las sanciones dictadas por Estados Unidos y sus aliados para “asfixiar” económicamente a la República Bolivariana y le ha pedido que la ONU “interceda”.

Sin embargo, los indicadores que mostaban la peor crisis económica de la historia contemporánea de Venezuela y las consecuencias de la crisis humanitaria son anteriores a la aplicación de las sanciones económicas de EEUU al régimen de Maduro.

Hasta ahora, Bachelet solo se ha pronunciado en un ‘tweet’ en el que ha prometido “escuchar todas las voces y trabajar con todos los actores para promover y proteger todos los Derechos Humanos de todos los venezolanos”. El viernes comparecerá ante la prensa antes de volver a Ginebra para ofrecer un balance de su visita.

Diario Las Américas

Con información de Europa Press

Comenta y Comparte